Psicòlogo TOC Granada

Buscas un psicólogo en Granada para tratar de responder a todas tus dudas? No pienses en el trastorno obsesivo compulsivo o encontrar una etiqueta que justifique tus respuestas ansiosas, responde a las siguientes preguntas de la forma más clara y sincera:

  • ¿En alguna ocasión has sentido que no puedes controlar tus ideas porque aparecen una y otra vez, aunque intentes apartarlas de tu mente?
  • ¿Sientes que algunas de tus acciones escapan a tu control y afectan tu vida cotidiana sin que puedas hacer nada?
  • ¿Has tenido la sensación de que si no das rienda suelta a esa compulsión puede sucederte algo negativo?

Si algunas de tus respuestas han sido afirmativas y experimentas algunas de estas sensaciones con frecuencia, hasta influir y afectar tu desempeño cotidiano, es probable que hablemos de un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC). Se calcula que solo entre el 1,1% y 1,8% de las personas lo padece, siendo más frecuente en las mujeres. Sin embargo, muchas personas, alrededor del 30%, son víctimas en alguna etapa de su vida de compulsiones o pensamientos obsesivos.

Si crees que podrías estar padeciendo un Trastorno Obsesivo Compulsivo, en CelabPsi podemos ayudarte. Trabajaremos juntos, ofreciéndote e incorporando las herramientas psicológicas que necesitas para resolver este problema, disminuir tu ansiedad y disfrutar de una vida más tranquila y equilibrada. El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es un trastorno de ansiedad que se caracteriza por la aparición de ideas, pensamientos, imágenes o impulsos recurrentes e intrusivos, llamados obsesiones.

Es complejo el mecanismo de acción que utiliza, la persona que padece un TOC no solo se convierte en una víctima de las obsesiones, sino que además, intenta rechazar esos pensamientos obsesivos, ya sea de forma mental, ignorándolos o suprimiéndolos, o de manera conductual mediante la ejecución de rituales y comportamientos de contención que tienen el propósito de detener el impulso obsesivo.

Tipos de TOC

Son varios los tipos de obsesiones que existen. Las más comunes o habituales suelen estar relacionadas con la limpieza, la organización y la necesidad de comprobar las cosas, pero también hay personas que les obsesiona su propia respiración, que tienen miedo a hacerle daño a alguien o que repiten incesablemente determinadas frases en su mente.

Podemos hablar, en el área clínica, de los trastornos obsesivo-compulsivos más frecuentes como:

  • La tricotilomanía: un trastorno caracterizado por arrancase el cabello.
  • Trastorno de excoriación: la persona tiende a rascarse la piel de manera compulsiva.
  • Trastorno de acumulación: caracterizado por guardar objetos que carecen de valor material o emocional.
  • Trastorno dismórfico corporal: se manifiesta a través de una preocupación excesiva por los aspectos físicos personales que no son observables a simple vista o que carecen de importancia.

Con frecuencia, el trastorno obsesivo compulsivo puede estar asociado a otros problemas psicológicos como la agorafobia, depresión, hipocondría, fobias, trastornos de la alimentación, abuso de sustancias o de alcohol, sentimientos de culpa y baja autoestima.

Sìntomas de TOC

Los principales síntomas de este trastorno son las obsesiones y las compulsiones. Qué podemos saber de ellas:

  1. Pensamientos obsesivos u obsesiones: Las obsesiones suelen reproducirse en forma de ideas, pensamientos, imágenes o impulsos recurrentes y persistentes que se caracterizan por ser intrusivos, inapropiados y con un matiz negativo. De hecho, suelen generar un malestar emocional intenso y aunque la persona reconoce que se trata de ideas o conductas irracionales o absurdas, no puede evitarlas.

Las obsesiones pueden manifestarse de distintas maneras:

  • Miedos o temores obsesivos e irracionales, como el temor a contaminarse o a contraer una enfermedad.
  • Impulsos obsesivos de carácter agresivo o sexual, por ejemplo el miedo a hacerle daño a un hijo o la recurrencia de una imagen pornográfica.
  • Ideas obsesivas relacionadas con un fin como la obsesión por los rituales religiosos o por el paso del tiempo.
  • Dudas persistentes y obsesivas como cuestionarse a sí mismo el hecho de cerrar la puerta con llave, cerrar la ducha o la llave del gas.
  1. Compulsiones: Las compulsiones son actos motores o mentales que la persona ejecuta como respuesta a la ansiedad que genera un pensamiento obsesivo. Se trata de comportamientos concretos que se llevan a cabo para aliviar la tensión. Entre las compulsiones más habituales, destacamos:
  • Conductas compulsivas, como: lavarse las manos, ordenar los objetos por tamaño o comprobar varias veces que la llave del gas está cerrada correctamente.
  • Acciones mentales, como: contar, rezar, analizar una conversación o repasar un acontecimiento de manera reiterativa e incontrolable.

En la mayoría de los casos, la persona que sufre este trastorno es capaz de detectar y reconocer sus obsesiones, lo cual le provoca una sensación de malestar, ya que siente no poder controlarlas. Por otro lado, existen personas que consideran que sus obsesiones son legítimas y normales, por lo que no suelen sentirse tan afectados por las compulsiones.

“Si no estás dispuesto a tenerlo, lo tendrás.” -Steven Hayes

Las causas del TOC

El TOC es un trastorno de origen multifactorial en el que tiene cabida, los factores hereditarios que aumentan la vulnerabilidad genética. Los aspectos neuroquímicos, sobre todo relacionados con los niveles de serotonina y dopamina. De hecho, se ha demostrado que determinados fármacos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina son eficaces para aliviar los síntomas obsesivos.

Además, se ha apreciado que la afectación de algunas áreas cerebrales como el córtex cingulado, el córtex órbitofrontal, el núcleo caudal y los ganglios basales puede incrementar el riesgo de padecer un trastorno obsesivo compulsivo. De hecho, algunos estudios en los que se han analizado a personas con traumatismos craneoencefálicos que han sufrido daños en estas áreas han demostrado que después de la afectación cerebral suelen aparecer síntomas obsesivos.

Al igual, que la influencia de un estilo educativo en el que prima al perfeccionismo y las normas morales muy estrictas, el exceso de responsabilidad u otros eventos significativos en la niñez pueden aumentar las probabilidades de padecer un TOC. Asimismo, existen algunas características de personalidad que pueden agudizar los síntomas, como por ejemplo: la aversión al riesgo, la sumisión, la susceptibilidad, la ambivalencia, la ansiedad de separación y la resistencia al cambio.

Las consecuencias de ser obsesivo

Las personas que sufren un TOC y no tomar medidas pueden experimentar un gran deterioro en su vida profesional, en las relaciones sociales o en su desempeño personal, aunque en algunas personas los daños afectan en una sola esfera de actuación. Estas dificultades son una consecuencia directa de las obsesiones y compulsiones, las cuales impiden que la persona pueda tener un desempeño óptimo y aceptable.

La mayoría de los casos, y aunque puede parecer contradictorio, la lucha permanente por controlar esas obsesiones y compulsiones no hace sino agravar el daño. El nivel de afectación y deterioro dependerá de la intensidad de los síntomas, por lo que mientras más graves sean las obsesiones, mayores serán sus repercusiones en el desempeño cotidiano.

Generalmente, es muy común que quienes padecen un trastorno obsesivo compulsivo también vean disminuida su calidad de vida y, a largo plazo, tienen un mayor riesgo de sufrir ansiedad, estrés, depresión y abuso de drogas.

Tratamiento del TOC

En CelabPsi tratamos el TOC desde una perspectiva integral. Desde la primera entrevista realizaremos una valoración del problema y te comentaremos cual es el tratamiento más indicado para tu caso.

El tratamiento para TOC seguido en CelabPsi será el siguiente:

  • La psicoterapia engloba todos los aspectos que están implicados en el trastorno obsesivo, ya sean de índole emocional, conductual y/o cognitivo.
  • Las herramientas que utilizamos nos permiten realizar cambios a nivel consciente e inconsciente.
  • Evaluamos y analizamos las causas que han provocado la aparición del trastorno obsesivo compulsivo yendo al origen del problema. Además, intervenimos en las memorias emocionales que han quedado grabadas en el cerebro como consecuencia de vivencias negativas o traumas del pasado.

En CelabPsi, dependiendo de cada caso, utilizaremos de una o varias de las siguientes técnicas para conseguir que controles tu mente y tu vida:

  • Psicoterapia breve
  • Técnicas cognitivo-conductuales
  • Mindfulness

Contacto

Camino de Ronda, 82 1ºF

Correo electronico

Lunes a jueves: 10:00h a 20:30h
Viernes: 10:00h a 19:30h

Abrir chat