Psicólogo para adicciones en Granada

Patricia Pérez Huertas

Cuando hablamos o pensamos en adicciones tendemos a pensar exclusivamente en drogas, tabaco, alcohol o en el juego. Actualmente, sabemos que la adicción se puede presentar de distintas formas posibles. De hecho, los avances tecnológicos han traído nuevas adicciones, como la adicción al móvil o a Internet. El psicólogo para adicciones en Granada de Celabpsi nos explica, que también existen personas que son adictas al sexo, a la comida, a las compras o al trabajo.

El psicólogo para adicciones en Granada nos aclara qué es una adicción

Podemos definir la adicción como una dependencia de una sustancia, actividad o relación, que arrastra a la persona a comportamientos autodestructivos, aunque sea consciente de los daños que estos provocan. La persona que es adicta sufre un deterioro progresivo, en sus intereses y actividades cotidianas, no encuentra motivación y las abandona para entregarse de forma compulsiva al consumo. Las consecuencias pueden ser muy graves, se ven afectadas la salud, la vida social y el trabajo.

Entre las adicciones más comunes distinguimos las siguientes:

  • Tabaquismo.
  • Adicción a las compras.
  • Adicción a las drogas. 
  • Adicción al trabajo.
  • Alcoholismo.
  • Ludopatía.
  • Adicción al sexo.
  • Adicción al móvil o internet.

Causas de la adicción

Este trastorno esconde en las personas que lo padecen una especie de vulnerabilidad personal hacia la adicción. No obstante, el psicólogo para adicción en Granada advierte que en la dependencia influyen un conjunto de factores biológicos (como las características del sistema nervioso), ambientales y psicológicos. Numerosos estudios estiman que los genes  predominan únicamente en un 1-2% del riesgo de desarrollar una adicción. 

El momento en el que una persona es atrapado por las garras de la adicción se inicia con la fase que el psicólogo para adicciones en Granada denomina como “fase de conocimiento”. En ese momento la persona entra en contacto con la sustancia o actividad potencialmente adictiva y experimenta sus efectos. Después de esa fase, la persona puede tomar la decisión de alejarse o seguir consumiendo, dicha decisión dependerá de factores familiares, emocionales, intelectuales y/o educativos.

De hecho, los números estudios sobre el tema han podido identificar una serie de factores de riesgo que hacen que una persona sea más vulnerable a la adicción, entre los que encontramos:

  • Consumo de sustancias por parte de los padres
  • Escasa disciplina familiar o poca supervisión
  • Conflictos familiares
  • Abuso físico
  • Deprivación económica y social
  • Actitudes positivas de los amigos hacia las sustancias o actividades que generan la adicción
  • Psicopatologías como el trastorno de conducta y el trastorno de personalidad antisocial
  • Conflictos graves y situaciones de crisis

 

Como dato interesante a tener en cuenta, el alcoholismo es entre 3 y 4 veces más común en aquellas personas que tienen un familiar cercano con este trastorno. Con el tiempo y la repetida exposición a una sustancia o actividades que causa placer, produce una serie de cambio cerebrales que contribuyen a mantener la conducta adictiva. Estos cambios afectan a zonas del cerebro relacionadas con la percepción de la recompensa, la motivación, la toma de decisiones y la impulsividad.

Síntomas de las adicciones enumerados por el psicólogo para adicciones en Granada

Tal y como hemos comentado, e independientemente de si la adicción es conductual o debida a una sustancia, existen algunos síntomas comunes que podrían estar indicándonos la existencia de un problema de adicción:

  • Aumento de la tolerancia, lo cual significa que la persona debe consumir cantidades mayores de la sustancia o dedicarle cada vez más tiempo a la actividad para obtener los mismos efectos.
  • Preocupación recurrente por cómo obtener la sustancia o cómo pasar más tiempo inmerso en la actividad, de manera que estas ideas se convierten en una obsesión.
  • Pérdida de control, tanto sobre los pensamientos como sobre los sentimientos y comportamientos. De hecho, aunque la persona se esfuerza por abandonar los comportamientos adictivos, no lo logra.
  • Dependencia de la sustancia o actividad para sentirse bien, acompañada de irritabilidad y ansiedad cuando no puede consumir o practicar la actividad.
  • Pérdida del interés por actividades que antes producían satisfacción, ya que su universo de intereses se restringe considerablemente.
  • Cambios en los hábitos, ya sea de sueño o de alimentación. Es común que estas personas sufran insomnio o duerman más de la cuenta, pierdan el apetito o, al contrario, ganen peso con rapidez.
  • Problemas en el trabajo, la escuela o en las relaciones interpersonales.

Consecuencias de sufrir un problema de adicción

Las consecuencias que sufre una persona con un problema de adición son terribles e influyen en todas las facetas de la vida:

  • El estado de salud se ve deteriorado según la cantidad y tiempo de consumo. 
  • Las relaciones familiares y sociales se deterioran. Las persona con un problema de adicción se suelen encontrar inquieta, irritable y se distancian del resto.
  • El estado de ánimo es cambiante y la sensación de falta de control constante. Realmente, ese malestar emocional es uno de los motivos por los que la persona se refugia en la adicción, siendo un circulo cada vez más autodestructivo.
  • La adicción lleva a la persona a distanciarse de todo y de todos. 

El psicólogo para adicción en Granada nos descubre las claves para resolver el problema

Mediante el uso de diferentes tratamientos conseguiremos liberarte de esos comportamientos que autodestruyen. Debemos saber que las adicciones suelen ser un problema crónico, por lo que recurrimos a las técnicas cognitivo-conductuales. De hecho, este tipo de tratamiento para la adicción es muy eficaz, ya que permite que la persona aprenda a distinguir las situaciones que promueven el consumo y desarrolle estrategias eficaces para evitarlas. Nuestro programa cognitivo-conductual se centra en trabajar el autocontrol, aprender a lidiar con el craving o deseo y manejar las emociones negativas relacionadas con el consumo y la desintoxicación.                                                    

Con nuestro tratamiento conseguiremos:

  • Detectar y eliminar las creencias negativas que sustentan la adicción.
  • Desarrollar un mayor autocontrol y autoconfianza.
  • Aprender a detectar y evitar las situaciones que promueven el deseo de consumir.
  • Desarrollar estrategias de afrontamiento emocional y de conflictos que te ayuden a prevenir las recaídas.
  • Implementar cambios positivos en tu estilo de vida.
  • Superar la adicción o adicciones a cualquier tipo de sustancia o actividad.
Los vicios vienen como pasajeros, nos visitan como huéspedes y se quedan como amos. ” -Confucio

Psicólogo para dejar de fumar en Granada

¿Por qué lo intentamos una y otra vez y volvemos a caer? ¿Por qué nos resulta tan difícil?

Ha perdido la motivación y el placer por continuar con el hábito de fumar, por los efectos negativos en la salud, porque ya no está permitido fumar en los sitios. Leer los paquetes de cigarrillos nos hace sentirnos incomodos y   ha dejado de ser un placer.

Según la Organización Mundial de la Salud, cada año mueren seis millones de personas debido a los efectos nefastos del tabaquismo, lo cual hace que este hábito continúe siendo la principal causa de mortalidad prevenible en el mundo. Afortunadamente, cada vez más personas toman conciencia de los daños que provoca el cigarrillo y muchas se proponen dejar de fumar. Sin embargo, ¿Por qué a pesar de que la mayoría de los fumadores son conscientes de que fumar es dañino para su salud y la de los demás, hay tantas personas que siguen fumando?

Si ya lo has intentado varias veces y no lo has conseguido o has vuelto a recaer quizás creas que es realmente difícil conseguir abandonar el cigarrillo. No tenemos respuestas mágicas para dejar de fumar, pero con el tratamiento adecuado es posible conseguirlo. Vamos a analizar por qué el tabaquismo es un hábito tan difícil de dejar para muchas personas.

Puede que se deba a que:

El tabaco represente una adicción tanto física como psicológica, siendo esta última la más importante y la que es realmente difícil de superar, la causante de que haya recaídas.
El fumar se haya convertido en un hábito, y por lo tanto en una conducta automática, algo que se incorpora como una rutia en la vida. Muchas veces, puede que fumes sin darte cuenta, por inercia, de forma automática, sin que realmente te apetezca.
El tabaco está asociado a situaciones y emociones positivas. El fumador tiene asociado el acto de fumar a muchas situaciones de su vida diaria a momentos de descanso y placer.
Asocias el dejar de fumar con consecuencias negativas que en muchas ocasiones sirven de “excusa” para aplazar la decisión, como el miedo a engordar o el miedo al síndrome de abstinencia o la ansiedad.
El tabaco, para cada persona, tiene un significado emocional distinto, el cual tiene asociadas creencias conscientes o inconscientes al hecho de fumar.

El significado emocional que le da cada fumador al hecho de fumar es la causa principal de su mantenimiento por lo que desde Celabpsi conoceremos y trabajaremos las creencias limitadoras a nivel consciente e inconsciente.  En Celabpsi te ayudamos.

Leer más

Psicólogo para adicciones a Internet en Granada

Hoy en día las nuevas tecnologías se imponen, están tan integradas en nuestra vida que, para buscar, comprar, contactar con amigos o resolver dudas, claramente, Internet es sin duda la más moderna, actualizada y rápida que podamos encontrar ahora mismo.

Pero, ¿qué pasa cuando nos damos cuenta que las horas que pasamos frente al ordenador son excesivas? Son ilimitadas y nos cuesta encontrar otras alternativas tan satisfactorias como el uso de internet. Ya casi no salimos al exterior y solo nos relacionamos por Internet.

Si te sientes identificad@, podemos decirte que la adicción a Internet y a las nuevas tecnologías también existe, y que es muy probable que te encuentres en esta situación. En Celabpsi queremos ayudarte a identificar si tienes este problema y facilitarte la solución. A continuación podrás leer un poco más acerca de esta adicción “desconocida”.

Qué es la adicción a las nuevas tecnologías

La adicción a Internet o las nuevas tecnologías se describe como un trastorno relacionado con el control de los impulsos en los que la persona adicta siente un apego emocional hacia las actividades online, que no puede controlar.

Tipos de adicciones

Conocemos los distinto tipos de adicción a Internet, dependiendo de la razón por la que la persona no encuentre limite frente a su pantalla.

  • Adicción al sexo por Internet. Uso indiscriminado de pornografía online, visita a chats, foros, videos …
  • Relaciones por Internet. La persona ha dejado de relacionarse con el exterior sino es mediante o a través del ordenador.
  • Adicción al juego online. Casinos, subastas y otro tipo de juegos variados. Cada vez está más presente dentro de los problemas de psicología infantil.

Los síntomas más comunes

Si tienes alguno de estos síntomas, no tardes en pedirnos ayuda y valorar tu situación:

  • Muchas horas al día en Internet
  • Ojos rojizos o visión dañada
  • Dolor de espalda o cuello
  • Dolores de cabeza
  • Problemas de sueño
  • Exceso de peso
Leer más

Psicólogo para adicción al móvil en Granada

 La adicción al móvil es un problema ascendente que para los profesionales de la salud nos resulta muy alarmante, sobre todo porque afecta cada vez a más jóvenes y adolescentes. De hecho, a diferencia de adicciones como la ludopatía y el alcoholismo, la adicción al móvil se suele iniciar entre los 11 y 12 años, una edad a la que muchos niños ya tienen su propio móvil o usan con frecuencia el de sus padres, abuelos o compañeros.

Sin ninguna duda, el móvil es un avance muy útil que nos ayuda a comunicarnos y mantenernos conectados, pero cuando se convierte en una obsesión causa el efecto opuesto y nos desconecta de los demás. La adicción es un trastorno que nos aleja de las personas que amamos y que limita considerablemente nuestras potencialidades. No obstante, con la ayuda de profesionales de la psicología de la salud, la adicción al móvil tendrá solución.

Se calcula que una de cada 1000 personas tiene dependencia del móvil y la mitad de los menores de 17 años aseguran que lo necesitan para su día a día. Se acuestan con él y se levantan con él. Por lo que más del 45% de los jóvenes que utilizan teléfonos móviles tienen un alto riesgo de convertirse en adictos al móvil.

¿Qué es la adicción al móvil?

La adicción al móvil es una dependencia excesiva y poco saludable a los teléfonos móviles en sentido general. La persona encuentra placer en un comportamiento repetitivo vinculado al móvil, ya sea revisando constantemente las redes sociales, enviando mensajes, realizando llamadas o jugando.

En muchos casos, junto a la adicción, la persona es víctima de la nomofobia, un miedo irracional a estar sin su teléfono móvil. De hecho, se calcula que más del 60% de las personas que suelen usar el móvil sienten ansiedad cuando se les agota la batería, o no tienen cobertura de red y un 9% reconoce sentirse muy estresadas cuando apagan sus móviles.

¿Cuáles son los síntomas de la adicción al móvil?

Los principales síntomas son:

  • Conducta irreprimible e incontrolable vinculada con el uso del teléfono móvil. Aunque la persona quiera y sea consciente de las consecuencias negativas de su comportamiento, no logra limitar el uso del móvil.
  • Uso exagerado del móvil, hasta tal punto que se abandonan o descuidan algunas actividades cotidianas importantes, como compartir con la familia y los amigos. Es común encontrar a la persona tecleando, jugando o enviando mensajes continuamente, como si no existiera vida más allá del móvil.
  • Actitud hipervigilante, la persona siempre está pendiente del móvil, como si lo estuviera vigilando, y cada cierto tiempo lo revisa para ver si ha entrado algún mensaje o ha recibido alguna llamada perdida.
  • Aumento de la tolerancia, lo cual implica que la persona debe usar cada vez más el móvil para obtener la misma gratificación.
  • Sensación de frustración, nerviosismo y rabia cuando no se tiene acceso al móvil.
  • Miedo a estar sin teléfono o a que se quede sin carga, lo cual suele generar una gran angustia, aún cuando la persona se da cuenta de que se trata de un temor irracional.

¿Cuáles son las causas?

Las personas con nomofobia o adicción al móvil creen que es obligatorio utilizar esta tecnología, consideran que es muy importante e, inconscientemente, piensan que esa característica se transfiere a ellos. De hecho, detrás de la adicción al móvil a menudo se esconden problemas de autoestima e inseguridad. La persona no se siente cómoda consigo misma y recurre a distracciones, como la tecnología, para esconder determinadas sensaciones que no le hacen sentir bien.

En otros casos, la adicción al móvil está relacionada con las dificultades en las relaciones sociales. A la persona le resulta mucho más fácil relacionarse a través de mensajes que evitan el cara a cara, quizás porque es demasiado tímida o porque se siente más cómoda con el anonimato y la sensación de intimidad que ofrece la tecnología. De esta forma, el móvil es su escudo que les protege.

Otras veces, la adicción al móvil es una respuesta a problemas en el área familiar, en el colegio o en el trabajo. Cuando la persona no sabe cómo resolver esas dificultades, se escuda en la tecnología para no pensar en ellas, hasta que llega el punto en que esta le absorbe. De hecho, resultados de estudios hechos por psicólogos destacaron como muchos jóvenes y adolescentes piensan que el teléfono móvil forma parte de su autoconcepto.

Consecuencias de ser adicto al móvil

Las principales consecuencias de la adicción al móvil son:

  • Aislamiento social: la persona pasa cada vez más tiempo conectada al móvil y descuida sus relaciones interpersonales.
  • Alteraciones en la conducta: la propia dependencia al móvil genera tensión e irritabilidad, las cuales provocan cambios en el comportamiento, haciendo que la persona sea menos solícita y se muestre más agresiva de lo habitual.
  • Cambios en el estado de ánimo: las adicciones suelen provocar desequilibrios emocionales que dan lugar a trastornos como la depresión y la ansiedad.
  • Problemas de comunicación: los adictos al móvil se relacionan cada vez más a través de la tecnología, por lo que sus habilidades sociales terminan resintiéndose, sobre todo cuando la adicción se asienta en la adolescencia, una etapa en la cual estas competencias aún no se han desarrollado lo suficiente.
  • Dificultades para conciliar el sueño: la exposición continua a la luz azulada que emite el móvil inhibe la producción de melatonina, una hormona que induce el sueño. Como resultado, los adictos al móvil pueden padecer insomnio. Además, la preocupación constante por la posibilidad de que llegue un mensaje o una llamada mientras duermen, también les impide dormir tranquilamente.
  • Inseguridad: los adictos al móvil suelen tener miedo a estar sin teléfono, una sensación que no les abandona y genera una gran inseguridad.
  • Alucinaciones: el 80% de las personas que tienen un teléfono móvil lo han escuchado sonar cuando en realidad no lo hacía. En los adictos al móvil este fenómeno cobra aún más fuerza, es lo que se conoce como “alucinaciones fantasma” y están provocadas por la tensión de estar pendientes del móvil, lo cual les lleva a imaginar que este vibra o suena.
  • Problemas de atención y memoria: al estar continuamente pendientes del móvil, estas personas comienzan a presentar problemas de atención y concentración, que terminan provocando dificultades en la memoria.
  • Síndrome de abstinencia: la persona siente una gran angustia, ansiedad e irritabilidad cuando es privada del móvil. Mientras mayor sea la dependencia, más agudo será ese malestar, hasta el punto de que puede crear confusión y una sensación de falta de control muy intensa.

Es importante que seamos conscientes que más allá de los problemas en el ámbito psicológico, el uso desmedido del móvil o de cualquier tecnología puede dar lugar a lesiones a nivel físico. La adicción al móvil también afecta a nuestros ojos, músculos, ligamentos, articulaciones y vértebras

Leer más

Psicólogo para adicción al trabajo en Granada

Desde 2008 hemos visto como nuestro país sufría un duro golpe económico y un alto índice de paro. Tener trabajo hoy, es algo a cuidar y conservar. Sin embargo, cuando la dedicación y las horas son excesivas y te olvidas de otras facetas de tu vida, estamos hablando de una adicción al trabajo. En Celabpsi queremos ayudarte a disfrutar de tu trabajo, pero sin olvidar la satisfacción de hacerlo bien y el tiempo que se merece.                    

A qué llamamos adicción al trabajo

Una persona que tiene adicción al trabajo es aquella que habitualmente se encuentra preocupada por el trabajo, incluso obsesionada. Dedica más horas por día y a la semana de lo que es realmente necesario. La persona que se encuentra en esta situación se siente autorrealizado cuantas más horas dedique a ello.

Causas de la adicción al trabajo

¿Qué causas nos llevan a tener un problema de adicción al trabajo? Destacamos las siguientes:

  • Algo no va bien es tu relación de pareja que te hace sentir insatisfecho/a y por eso, inviertes todo tu tiempo en trabajar.
  • Baja autoestima.
  • Frustración.
  • Estrés.

Síntomas

¿Podría tratarse de algo temporal y no ser una adicción? ¿Cómo lo diferenciamos? A continuación, te damos algunas pautas para que puedas salir de dudas:

  • Estás mucho más ocupado/a sin que exista un incremento de la productividad.
  • Tienes problemas en las relaciones con los demás al concentrarte excesivamente en el trabajo.
  • Has desarrollado problemas de salud derivados del estrés o sobrecarga de trabajo.
  • Utilizas el trabajo como forma de tapar sentimientos.

Consecuencias más comunes

La adicción al trabajo podría estar causándote problemas de salud y afectando a otras muchas más áreas de tu vida.

  • No descansas lo suficiente.
  • Te sientes mejor en el trabajo que con tu familia.
  • Crees que es indispensable trabajar mucho.
  • Te has olvidado de tus aficiones
  • Tratamiento para la adicción al trabajo.

Recibir ayuda a tiempo y de manera adecuada es indispensable para acudir al origen del problema. Y este podría estar en tu infancia, al querer desarrollar desde niño una labor que alguien no hacía en tu familia o por el contrario no llegar nunca a sentirte satisfecho con tu esfuerzo por las criticas recibidas de pequeño. El tratamiento psicológico te proporcionará la atención que necesitas en estos momentos.

Leer más

Psicólogo para adicciones en la adolescencia en Granada

Ser adolescente no es tarea fácil, pero si añadimos la conciliación con el móvil o las nuevas tecnologías en general la cosa se complica. La dificultad o problema llega cuando el adolescente elimina las relaciones tradicionales, no sale de casa y se pasa largas horas cada día en Internet o con el móvil.

Cualquier adicción puede empeorar si no se trata a tiempo e incluso desarrollar otras adicciones, como el consumo de cocaína, cannabis y otras drogas que pueden llegar cuando el joven comienza a sentirse solo o no se relaciona a nivel social, afectando su autoestima y dependiendo casi toda su vida del ordenador o el móvil.

¿Crees que tu hijo/a tiene adicciones que perjudican su desarrollo?

Síntomas de adicción en la adolescencia

Si te suena algunos de los siguientes síntomas no dudes en contactar con nosotros. La adicción a Internet y al móvil se muestra de la siguiente forma.

  • Tu hijo adolescente pierde el sentido del tiempo. Ya no tiene horarios, no se despierta pronto por la mañana, llega tarde a todas partes.
  • No afrontan las responsabilidades nuevas y típicas de su edad. Es el momento en el que ya tienen que pensar en su vocación y en dirigirse hacia los estudios que más les pueden abrir puertas. Las adicciones les hacen irresponsables.
  • Lo primero que hacen al llegar a casa es encender el ordenador. No parece que haya más vida que el ordenador. Lo han convertido en protagonista de su vida.
  • Se sienten nerviosos si no utilizan el ordenador. A veces, puede ser que se lo hayas restringido. Seguro que a comenzado a irritarse.
  • Se aíslan de amigos y familiares. Todo lo hacen desde el ordenador y salir a jugar al billar o a una discoteca casi se elimina por completo.

En el caso de la adicción a drogas, los jóvenes abandonan las relaciones o las cambian por aquellos amigos que comparten su destructiva afición. Tienen altibajos emocionales y muestran alterados y muy nerviosos.

Causas de la adicción a Internet, móvil, drogas

Sabemos que detrás de las adicciones se esconden algunas de la causas siguientes:

  • Dificultades en las relaciones sociales. Acuden a las adicciones o drogas como refugio.
  • Se relacionan por Internet y por el móvil. En esa privacidad, se sienten seguros.
  • Depresión. Con Internet no se comprometen a salir de la depresión y lo utilizan como vía de escape.
  • Problemas en el colegio. Malas notas y malas relaciones con sus compañeros hacen que fuera del colegio y ya en casa, se conviertan en adictos a algo.
  • Familias disfuncionales. Han crecido en mitad de problemas y pretenden solucionarlos con amigos por Internet.

Consecuencias

  1. No salir de casa o estar obsesionado con algo, en este caso, Internet o el móvil, tiene sus consecuencias.
  2. Los chicos y chicas que son adictos rebajan su calidad de vida y se estresan cuando no se les permite utilizar el ordenador o el móvil.
  3. Pueden comenzar a tener pensamientos obsesivos, depresión o perder el control de sus estados de ánimo.
  4. Los efectos negativos de las drogas también están claros.
  5. La estructura del cerebro cambia.
  6. Efectos físicos como ataques al corazón, problemas de respiración, nauseas, vómitos, Dolor abdominal.
  7. Pérdida de memoria que afecta a más áreas de su vida.
  8. Trastornos psicológicos como depresión, alucinaciones, agresividad.
Leer más
Abrir chat