Psicólogo Agorafobia en Granada

¿Tienes miedo a salir solo? ¿Te dan miedo y fobia los espacios cerrados, como cines, ascensores o tiendas? ¿Evitas usar el transporte público, como autobuses, aviones o trenes? ¿Qué haces para evitar el desastre que temes?

Si te sientes reflejado con las cuestiones planteadas y tienes dificultades para sentirte seguro en un lugar público, es probable que sufras de agorafobia.

La psicóloga de agorafobia en Granada te cuenta todo lo que debes saber acerca de este trastorno, que puede llegar a limitar profundamente tu vida diaria, pero que tiene solución.

La agorafobia afecta aproximadamente al 3,5% de la población mundial. Se estima que entre el 1-5% de los españoles desarrollará algún episodio agorafóbico a lo largo de su vida.

El psicólogo de agorafobia en Granada nos cuenta qué es

La agorafobia es un miedo extremo a encontrarse en lugares abiertos. La persona con agorafobia se caracteriza por sufrir una ansiedad permanente cuando se encuentra en lugares o situaciones donde escapar podría resultar difícil o en los que, en caso de sufrir un ataque de angustia no pudiera ser auxiliada. 

El psicólogo de agorafobia en Granada nos explica como este trastorno de ansiedad puede tener origen de manera aislada o presentarse junto al trastorno de pánico. Los miedos agorafóbicos suelen estar asociados con situaciones puntuales, como encontrarse solo fuera de casa, estar lejos de un centro de salud u hospital, mezclarse con la gente o hacer cola, pasar por debajo de un puente, viajar en avión, autobús, coche, metro o tren, entre otros.

La persona desarrolla una actitud de huida y evitación cada vez que se siente violento ante estas situaciones. Por lo que, cada vez más, su vida va quedando limitada a pequeñas acciones, por miedo a que aparezca la ansiedad o se desencadene una crisis de angustia. En los casos más avanzados de agorafobia, la persona incluso llegan a encerrarse dentro de su casa sin salir durante meses o años y/o solo salen para lo imprescindible.

Síntomas

Los signos y síntomas de la agorafobia son muy temidos entre las personas que la conocen,  ya que van más allá del plano psicológico, provocando respuestas fisiológicas muy intensas.

Entre los síntomas físicos más frecuentes destacamos: 

  • Respiración acelerada
  • Presión en el pecho
  • Diarrea
  • Sudoración excesiva
  • Náuseas
  • Temblores
  • Mareos
  • Micción constante


Como parte de los síntomas psicológicos destacamos:

  • Depresión
  • Miedo y ansiedad
  • Inseguridad
  • Dependencia de los demás
  • Sensación de soledad
  • Sensación de irrealidad
  • Miedo a morir (durante la crisis de angustia)
  • Sensación de pérdida del control
“El miedo es la incertidumbre en busca de seguridad.” –Jiddu Krishnamurti.

El psicólogo de agorafobia en Granada nos habla de las causas

El psicólogo de agorafobia en Granada nos explica, que la agorafobia es el resultado de una experiencia de ansiedad aguda en un lugar público. Cuando la persona experimenta esta sensación, rápidamente se sucede una asociación errónea de lo acontecido, atribuyendo su malestar emocional a la muchedumbre que se agolpa a su alrededor. De esta forma, cada vez que tenga que salir, se pondrá en marcha en la persona una especie de ansiedad anticipatoria, que con  el paso del tiempo desembocaría en una fobia. Pero, debemos saber, que la agorafobia es mucho más que una simple atribución errónea, se trata de un trastorno multicausal de origen biopsicosocial.

En el trastorno de agorafobia existe una predisposición genética, por lo que algunas personas son más proclives que otras a responder de manera exagerada ante las situaciones estresantes y desarrollar rasgos ansiógenos.

El psicólogo de agorafobia en Granada habla también de la  influencia a ciertos cambios hormonales y a problemas endocrinos. Sin embargo, la susceptibilidad biológica no es un motivo suficiente para padecer el trastorno de agorafobia.

Las personas con un trastorno de agorafobia muestran una sobreactivación y preocupación excesiva por los síntomas que experimentan, lo que les lleva a entrar en un círculo vicioso al adoptar una actitud hipervigilante que intensifica los síntomas.

Cuando la persona percibe el peligro, el nivel de ansiedad aumenta, y al sentirla, el miedo comienza a crecer, alimentando la ansiedad y desembocando en las respuestas fisiológicas.

El psicólogo de agorafobia en Granada observa que las personas con agorafobia tienen  mayor tendencia a depender de los demás ya que en muchas ocasiones tienen poca confianza en sí mismos. En muchos de los casos está asociado al hecho de haber recibido una educación demasiado sobreprotectora que no le ayudó a enfrentar sus temores.

Las causas no solo están relacionadas con aspectos biológicos o de educación,  también los hechos vitales de gran importancia pueden provocar períodos de estrés prolongados, como los conflictos interpersonales, una ruptura de pareja o el duelo por la muerte de un ser querido. Vivir estas experiencias podría desencadenar en personas con ciertas características un trastorno de agorafobia. 

En la mayoría de los casos, los síntomas de ansiedad aparecen con el tiempo, cuando la situación traumática o desencadenante ha pasado y nos encontramos tranquilos.

Un problema de agorafobia o crisis de pánico suele ocurrir en personas que se dedican a cuidar a un familiar enfermo durante un largo tiempo, en el que están «aguantando», y  al pasar este período de esfuerzo desencadenan un problema de este tipo.

Consecuencias de la agorafobia

La persona con agorafobia siente un temor muy intenso cada vez que imagina en la posibilidad de salir de casa, por lo que su vida diaria se ve muy limitada. Al inicio, cuando la persona comienza a sentir la ansiedad y angustia sigue realizando las tareas cotidianas, pero cuando comienza a evitar algunos lugares o salir sin compañía a la calle, es cuando las cosas se agravan.

Es en compañía o estando en casa cuando la persona con agorafóbica se siente segura y aliviada, por lo que tiende a pedir y delegar a personas cercanas las  tareas que requieren salir a la calle, recluyéndose en casa.

En Celabpsi sabemos que la vida para una persona que sufre de agorafobia no es sencilla, ya que suele experimentar culpabilidad hacia sus seres queridos ya que es consciente de que depende de ellos. Este sentimiento influye en su baja autoestima y no es extraño que algunas personas se refugien en el alcohol o los ansiolíticos.

En algunos casos la agorafobia puede llevar a sufrir de depresión o generar  comportamientos hipocondríacos.

El psicólogo de agorafobia en Granada nos señala la importancia de tratarlo a tiempo, ya que suele ir cada vez a más y agravarse. Debemos tener en cuanto que es uno de los trastorno fóbicos más discapacitante.

El psicólogo de agorafobia en Granada nos desvela el tratamiento

La psicóloga de agorafobia en Granada y experta en neuropsicología nos explica que la respuesta de miedo es una emoción que origina nuestro cerebro primitivo y gracias a los estudios en neurología sabemos que el miedo no tiene un origen racional, sino emocional, por lo  que el tratamiento se estructura desde ahí.

Las técnicas que utilizamos trabajan directamente con la parte emocional, como mindfulness, relajación y visualización, para que la persona pueda perder el miedo a los sitios públicos y a las aglomeraciones. 

A su vez, complementamos nuestra terapia con la terapia cognitivo-conductual, donde conocer nuestros pensamiento automatizados es fundamental para modificar los pensamientos distorsionados que mantiene el trastorno de ansiedad; al igual, que lograr la exposición progresiva a las situaciones evitadas.

“No tengas miedo, cuando todo se ponga oscuro es el momento donde aparecen las estrellas.” –Anónimo

Beneficios de la terapia para agorafobia

  • Mejoras la autoestima y autonomía.

 

  • Relaciones sociales más fuertes.

 

  • Recuperarás tu vida de antes.

 

  • El miedo no paralizará tu vida.
Abrir chat